Habitación juvenil para compartir niña y niño: Fácil Solución

//Habitación juvenil para compartir niña y niño: Fácil Solución

Tengo un problema, mi hijo y mi hija duermen en el mismo cuarto, ¿puedo hacer una habitación juvenil para compartir? ¿O me espero a hacer la habitación a que se hagan más mayores?

Desde luego un problema, no tienes. En  La Casita de Alba te aconsejamos que dependiendo de la edad que tengan te esperes o comiences a pensar en nuevos muebles juveniles. Debemos resolver la habitación de forma correcta y acudir a un especialista que nos aconseje. No es verdad que esto es más caro o más complicado, al contrario, os aseguramos que os resultará más barato y más fácil en todos los sentidos.

Hay cosas fundamentales para decidir correctamente. Una habitación juvenil bien resuelta es aquella que se adapta al paso de los años y a la evolución de las personas. Pensemos que a partir de los siete años, tendrá que empezar a hacer deberes y por lo tanto necesita un mayor orden de horario, de irse a dormir, etc. Si la diferencia de años entre ellos es mayor de tres años, nosotros aconsejamos hacer ya el dormitorio juvenil definitivo. Que sigan compartiendo cuarto, pero ya tengamos una zona de estudio definida, solucionado el guardar cosas, etc. Decidiremos sobre el estilo de la habitación en función del mayor, de sus gustos y de sus necesidades.

Si la diferencia de edad es más pequeña, podremos aguantar un poco más y hacer las dos habitaciones a la vez, cuando el mayor tenga ocho años. Siempre es importante que pensemos en la rutina de vida y en el orden escolar para poder afrontar esa decisión. Pensemos, por ejemplo, en horarios distintos de levantarse o irse a dormir, al final es muy incómodo el compatibilizarlos sin afectar a uno o a otro.

Cuando son pequeños el compartir es genial en todos los aspectos, incluso cuna y cama, los hace sentirse mejor, menos celosos y más compañeros. Cuando crecen es cuando necesitamos respetar su forma de ser y su personalidad.

Por encima de los 11 años no lo aconsejamos a no ser que no haya más remedio porque las necesidades de cada uno de ellos, sociales y psicológicas, son muy diferentes.

En este caso el mueble juvenil adecuado serían literas, ¿por qué? Porque les proporciona a cada uno de ellos su propio espacio. Siempre que podamos también es interesante armarios independientes, o al menos, que los espacios estén bien delimitados. Y respetar una zona de estudio haciendo hincapié en las necesidades del otro. Consiguiendo así, la habitación juvenil para compartir ideal.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.